El pequeño pueblo fue elegido por Forbes entre uno de los 10 lugares más idílicos para vivir en Europa. Deja se encuentra en medio de la naturaleza, un gran lugar para comenzar una aventura.

Deià


Deià tiene poco más de 500 habitantes. Se encuentra ubicada en la Sierra Tramuntana. La mayoría de los residentes son pescadores y granjeros. Deià tiene unas vistas únicas y admirables capaces de atraer un gran número de artistas que se inspiran en la belleza de la naturaleza.
El pequeño pueblo fue elegido por Forbes entre uno de los 10 lugares más idílicos para vivir en Europa. Deja se encuentra en medio de la naturaleza, un gran lugar para comenzar una aventura.

Cala Deià


La pequeña Cala de Deià, está a 20 minutos caminando o 5 minutos en coche desde el hotel. Si prefieres caminar, puedes atravesar un hermoso jardín especial que cuenta con un gran número de olivos centenarios.
Si prefiere ir en coche, hay un parking a unos 200 metros de la playa. En el verano, dos restaurantes donde podrá degustar un gran pescado fresco se encuentran abiertos.

Cala Llucalcari o Es Canyeret


La pequeña cala se encuentra en un barranco. La bahía está dividida en dos partes, una con piedras (izquierda) y otra con rocas (derecha). El lado izquierdo posee un pequeño canal que fluye desde las montañas. Hay charcos de lodo que pueden ser utilizados para exfoliarse el cuerpo. En el sector derecho puede encontrar zonas con roca plana donde recostarse y relajarse.

De Deia a Soller


Es un viaje de algo menos de dos horas, cubriendo los ocho kilómetros que separan los dos pueblos. La ruta empieza en C-170, entre el punto 60.2 y el 60.3, ubicado a unos 10 minutos en dirección Llucalcari.

El Teix



Una de las excursiones más tradicionales en Mallorca es el ascenso al Teix. El circuito comienza y termina en Valdemossa, más allá de que existan diferentes opciones.
La cuesta para ascender al Teix, comienza con unas escaleras de piedra ubicadas a un lado de la antigua escuela pública de Valdemossa. Al final de las escaleras, haciendo un pequeño zigzag, se encuentra el camino que lleva a “Pouet” al lado de la entrada de la finca “Son Gual Petit”.

Sa Foradada


Un punto de visita que debe encontrarse en todo itinerario de un nuevo aventurero que visite la isla de Mallorca. Gracias a sus sencillos paseos y a sus increíbles vistas, Sa Foradada se ha transformado en una elección única al momento de realizar una excursión en familia.